La librería Polilibros Infantiles de Celaya, Guanajuato obtuvo, por decisión unánime del jurado, el premio del VII Concurso de Exhibición de Libros Infantiles y Juveniles 2018, convocado por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) a través de su Comité de Libros Infantiles y Juveniles con el apoyo del Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros (INDELI).
 
En el acta de resultados, el jurado asentó que la exhibición titulada Cita a ciegas con un libro destaca por "la creatividad y la sencillez de la propuesta lúdica, que invita al público a querer saber qué hay detrás de cada visor y, por consiguiente, de cada libro. Su propuesta minimalista en materiales y el aprovechamiento del espacio, contrastan con lo mucho que abarca a nivel de concepto y de idea, generando en el público una sana ansiedad por leer. Utiliza de forma eficiente la ‘no’ presencia del libro como estamos acostumbrados a verlo en una librería, para hablar de él y propiciar su lectura aún sin saber qué libro se va a leer. La curiosidad mató al no lector”.
 
Fue así como el jurado se reunió el pasado 9 de mayo para revisar los trabajos de las 32 librerías de todo el país que participaron en el Concurso, a fin de calificar y deliberar los aspectos de definición del premio: creación de espacios accesibles que favorezcan el contacto con los libros; selección de títulos de las editoriales agremiadas a la CANIEM; originalidad y creatividad de la exhibición; congruencia entre tema y exhibición; calidad del diseño y materiales visuales utilizados; calidad de las fotos enviadas y/o del video; organización y balance de elementos; aprovechamiento del espacio y calidad del texto explicativo, mismos que debían mostrar el proceso de preparación de los espacios hasta llegar al resultado final.
 
Conforme a la convocatoria, la librería es acreedora del premio único, que consiste en un estímulo económico de $20,000.00, y media beca para dos personas en habitación compartida para asistir al Congreso de Libreros Mexicanos (COLIME) 2019 otorgada por el INDELI, así como un paquete de libros de las editoriales que integran el Comité de Libros Infantiles y Juveniles (COLIJ) de la CANIEM.
 
Por otra parte, el jurado decidió otorgar tres menciones a las siguientes librerías: al Centro Cultural Trillas Veracruz, “por convertir el espacio en una pista de circo, invitando así a los lectores a participar en la función de los libros y la lectura”; a Educal Querétaro, “por hacer un manejo eficiente y creativo del espacio, invitando a los lectores a navegar entre los libros. Es un rincón juguetón que permite que el lector se transporte a otros mundos”; y, finalmente, a Librería León, “por proponer con elementos muy bien seleccionados y un gran cuidado estético, un espacio que transporta al lector a un mundo mágico”.
 
Para el COLIJ, el Concurso se ha consolidado con esta séptima edición, y representa una gran oportunidad para establecer la comunicación con los libreros que, con su entusiasmo y creatividad, ayudan a la promoción de las obras dedicadas a niños y jóvenes de México, ya que una de las principales ventajas para todos los participantes es que se conozcan sus propuestas y reciban apoyo para difundir su loable labor.
 
Cabe recordar, que el objetivo del Concurso es premiar al mejor espacio de exhibición enfocado a la promoción de la literatura infantil y juvenil, el cual procure y favorezca el contacto entre los lectores y los libros, asimismo, para participar en el certamen era indispensable enviar fotografías o videos en los que se mostrara el proceso de preparación de los espacios hasta llegar al resultado final.
 
En esta edición 2018 participaron 32 librerías de 14 estados de la República Mexicana:
 
Aguascalientes: EDUCAL Aguascalientes.
Baja California: EDUCAL Tijuana CECUT y Tecnilibros Centro.
Campeche: EDUCAL Del Carmen.
Chihuahua: Bodega de Libros /Delicias, Bodega de Libros /Cuauhtémoc, Bodega de Libros /Parral, Bodega de Libros /Plaza Juárez, Bodega de Libros /San Felipe y Bodega de Libros/ Mirador.
Ciudad de México: Centro Cultural Trillas /CC-Plaza del libro, EDUCAL Aeropuerto 1, EDUCAL Biblioteca José Vasconcelos, EDUCAL Ceylán, Librería Artes de México y el Mundo, Librería Bonilla y Librería FCE/ Daniel Cosío Villegas.
Estado de México: EDUCAL Tepotzotlán y LibrArte.
Guanajuato: Polilibros Infantiles.
Guerrero: EDUCAL Chilpancingo y EDUCAL Taxco.
Jalisco: Librería Casa de Letras.
Morelos: EDUCAL Ex Convento de Tepoztlán y EDUCAL Cuernavaca.
Puebla: Centro Cultural Trillas /CC-Puebla y Librería León.
Querétaro: Centro de Investigaciones Interdisciplinarias y EDUCAL Querétaro.
Tabasco: Librería FCE /José Carlos Becerra.
Veracruz: Centro Cultural Trillas /CC-Veracruz y Mundo de Ideas.
 
Antecedentes 
 
En la primera edición del entonces denominado “Concurso de Vitrinas” participaron 7 librerías, todas del Distrito Federal. En el año 2011 el premio se declaró desierto y en 2012 no se llevó a cabo. En 2013 se retomó el Concurso en el que participaron 18 librerías provenientes de 13 estados de la República Mexicana.
 
La tercera edición de este certamen se llevó a cabo en 2014, año en el que participaron 43 librerías, más del doble que en la edición anterior, y 20 estados distintos. En 2015, el Concurso tuvo una participación de 32 librerías provenientes de 16 estados distintos. Para 2016, se contó con una participación de 23 librerías, provenientes de 11 estados distintos; 7 de ellas de la Ciudad de México y 4 de Chihuahua. Para 2017, se nombró “Concurso de Exhibición de Libros Infantiles y Juveniles” teniendo una participación de 43 librerías provenientes de 20 estados de la República Mexicana.
 

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) y la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (CANACOPE) firmaron, en días pasados, un convenio de colaboración para capacitar a los socios afiliados a la Cámara, que así lo soliciten, en el Programa de Desarrollo de Capacidades Empresariales para Microempresas de la Ciudad de México, a través de la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación, el cual forma parte de una estrategia integral para la consolidación y crecimiento de las empresas.
 
Este beneficio representa un apoyo de gestión muy importante para las editoriales que participan en ferias del libro, directamente o a través de un distribuidor, ya que les permitirá controlar sus ventas, inventarios e ingresos, obteniendo reportes de venta por períodos determinados; o bien para aquellas que se encuentran bajo el esquema de micro y pequeño negocio.
 
El programa contempla la entrega del equipo digital y software que a continuación se enlista:
 

  • Tablet Tab XI Inco 10, con teclado incluido.
  • Dispositivo portátil para cobro con tarjetas de crédito o débito: Sr. Pago.
  • Software de gestión empresarial y servicios.
  • Chip con 6 meses de internet.

 
La CANACOPE otorgará la capacitación necesaria en el manejo del software, que contempla los temas siguientes: inventarios; operaciones contables y finanzas; atención a clientes y ventas; análisis del micro mercado; capacidad de endeudamiento financiero y uso de software y hardware enfocado a la operación del negocio.
 
Capacitación
 
Únicamente se otorgarán 200 dispositivos electrónicos, por lo que se pide a los socios interesados comunicarse de manera inmediata con el área correspondiente para ser inscritos en dicho programa. Asimismo, les informamos que la entrega de dispositivos electrónicos con software y la capacitación necesaria para su debida utilización se llevará a cabo en la sala Ángel González Avelar de la CANIEM el próximo viernes 18 de mayo de 2018. Para mayor comodidad de los editores participantes, esta capacitación se impartirá en dos sesiones, a elegir: de 09:00 a 13:00 h o de 15:30 a 19:30 h.
 
Requisitos para participar en el programa:
 

  • Estar al corriente en su pago de afiliación CANIEM, período enero / diciembre 2018.
  • Domicilio fiscal ubicado en la Ciudad de México.
  • La empresa debe tener ingresos máximos de 4.5 millones de pesos al año.
  • El giro de la empresa debe de ser el mismo registrado en el CIF.
  • Recibir las 6 horas de capacitación requeridas para el manejo del equipo.
  • Permitir al consultor designado por CANACOPE tomar fotografías del interior y exterior de la empresa, así como una fotografía testimonial del momento en que se entrega el dispositivo electrónico.
  • Proporcionar a CANACOPE la información necesaria para cumplir con el convenio, consistente en la documentación que se menciona más abajo.
  • Responder la encuesta de satisfacción del beneficio recibido.
  • Firmar el recibo del beneficio recibido.

 
La documentación requerida es la siguiente:
 

  • Constancia de situación fiscal (escaneada claramente).
  • Identificación oficial del propietario o representante legal (credencial del INE) y de dos empleados (escaneadas claramente, por ambos lados).
  • Comprobante de luz (escaneado claramente, formato completo, por ambos lados) de la empresa, con vigencia no mayor a 3 meses.
  • Formato de registro en Excel, que se anexa junto a la presente convocatoria.
  • Enviar los documentos en hojas por separado, en PDF, claras y legibles, al correo electrónico rafaelvargas@canacope.org, a la atención del Ing. Rafael Vargas Martínez, Coordinador de Relaciones Públicas de la CANACOPE, con copia para promoción.afiliacion@caniem.com.

 
Entrega
 
El equipo digital y software serán entregados a los participantes en la dirección señalada en el comprobante de domicilio (recibo de luz CFE), en el horario y fecha que acuerden con los asesores de la CANACOPE durante las reuniones de capacitación del 18 de mayo, a fin de que:
 

  • Se realice un estudio de mercado de los negocios o empresas en la periferia de la empresa en cuestión.
  • Se permita que la visita sea georreferenciada por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) con la dirección mencionada, a través de su aplicación.

 
Cabe recordar, que las fotos que se toman al beneficiario con el equipo, así como del lugar donde se hace la entrega, son testimonial para que el INADEM compruebe que el programa y equipo fueron entregados.
 
Los beneficios de este programa y la capacitación correspondiente tienen un costo de $11,059.00 y, en apego al convenio celebrado entre nuestras instituciones, SERÁN OTORGADOS SIN COSTO ALGUNO a los socios que reúnan los requisitos para participar en el proyecto, con el apoyo de CANACOPE, INADEM y CANIEM.
 
El período para recibir documentación se abre a partir de la publicación de la presente convocatoria, y termina el 16 de mayo de 2018, a las 12:00 h., con cupo limitado. Si requiere más información comuníquese con Jorge A. Romero, del área de Promoción de Afiliación y Servicios de la CANIEM, al teléfono 5688 2011, ext. 742.
 

Mediante un comunicado de prensa dirigido a libreros y medios de comunicación, el editor Jorge Herralde, anuncia que el nuevo distribuidor exclusivo de Anagrama en México será Grupo Océano.
 
“Nos complace ponernos en contacto con vosotros para anunciaros que a partir del primero de julio nuestro distribuidor exclusivo en México será Grupo Océano.”
 
En el marco del 50 aniversario de Anagrama, Herralde agradece el trabajo fructífero que durante más de dos décadas la editorial española mantuvo con Colofón, mencionando que este cambio se debe a la necesidad de renovar la visibilidad del catálogo a fin de que continúe siendo referencia indispensable para sus lectores mexicanos.
 
“En los años noventa, llegamos a un acuerdo con los amigos de Colofón para distribuir los libros de Anagrama en México. Han sido años de trabajo fructífero y de posicionamiento de la editorial por los que no tenemos más que agradecimiento a Ramón Cifuentes y su equipo.
 
“Hoy, con la perspectiva de conmemorar en 2019 los 50 años de la editorial, y con el apoyo de Feltrinelli, tenemos varios retos editoriales por delante, de los que nos alegrará hacerles partícipes en los próximos meses y que convergen en la necesidad de renovar la visibilidad de un catálogo que queremos que siga siendo referencia indispensable para los buenos lectores mexicanos. En este proyecto contamos con el compromiso entusiasmado de Rogelio Villarreal y Grupo Océano.
 
“Estamos seguros de que, gracias a la profesionalidad y competencia tanto de Colofón como de Grupo Océano, el proceso de cambio será lo más veloz y fluido posible para que podamos seguir operando con total normalidad.
 
“Lluïsa Matarrodona, nuestra colaboradora en México, está a vuestra disposición para cualquier duda que tengáis en lmatarrodona@anagrama-ed.es.
 
“Saludos cordiales”, firma Jorge Herralde.
 

La 31ª Edición de la Feria Internacional del Libro de Teherán abrió sus puertas oficialmente el pasado miércoles 2 de mayo, teniendo la participación de una amplia gama de obras para todos los gustos. Cerca de 2500 editoriales iraníes e internacionales participan en la Feria del Libro de la capital iraní.
 
Dentro del recinto La Feria del Libro de Teherán existen distintas secciones, como la dedicada a los libros dedicados al ámbito universitario, la de obras de aprendizaje para niños y adolescentes o la sección general.
 
Es una buena ocasión tanto para los aficionados a los libros como para los representantes literarios y culturales, a fin de evaluar los productos e intercambiar opiniones.
 
La sección internacional cuenta con la presencia de varios países europeos, asiáticos y latinoamericanos. El invitado especial de la feria es este año el ministro de Cultura de Serbia.
 
México participa este año con un pabellón, donde la literatura infantil y juvenil ha causado gran interés dentro del público que ha visitado la feria.
 
En el marco de esta feria del Libro de Teherán se llevó a cabo una exposición de arte, artesanías y objetos mexicanos, además de una muestra del libro infantil y juvenil en el Pabellón de México, con la participación de la Secretaría de Cultura federal, ProMéxico, Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.
 
Por su parte, el representante de la CANIEM, Juan José Salazar Embarcadero, destacó la importancia de los puentes culturales entre las naciones que se establecen a través de la cultura, asimismo, explicó la historia de los códices mexicanos como la primera forma de expresión impresa en el México Prehispánico.
 
La XXXI FIL de Teherán busca también analizar el índice de lectura del país y encontrar vías para impulsarlo. Las estadísticas sobre lectura en Irán varían de forma descabellada, según la opinión de algunos. Fuentes expertas hablan de dos minutos al día, mientras otros dicen que son 18 minutos diarios.
 
* Ali Gudarzi, HispanTV  Teherán.
 

El pasado 8 de mayo se llevó a cabo la presentación de Librofest Metropolitano 2018 encabezada por el maestro Francisco Mata Rosas, coordinador general de Difusión de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). En el comunicado de prensa del evento se menciona que busca fomentar la lectura y difundir la actividad académica y científica, ofreciendo al público las novedades de esta universidad y diversas casas editoriales.

Librofest se celebrará en la Unidad Azcapotzalco; los invitados de esta edición son Bolivia y el estado de Puebla. El lema de esta quinta edición del encuentro es Cultura, prevención y juventud solidaria y contará con la participación de 50 editoriales, la presentación de 56 títulos, 16 exposiciones y dos foros académicos.

El programa incluye las conferencias magistrales Por un mundo sin muros. Hacia la ciudadanía universal y Los derechos humanos en diversidad sexual y género. Además se realizarán las mesas redondas Horroris causa y los 200 años de Frankenstein y Cervantes y Shakespeare.

Entre las exposiciones destacan: el XXVII Catálogo de ilustradores de publicaciones infantiles y juveniles, los carteles ganadores del XXIX Concurso nacional de cartel invitemos a leer, Arte exposición colectiva propuesta por la  Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Escuela de artesanías y la exposición colectiva de la Escuela de artesanías del INBA. También se presentará un ciclo de cine boliviano.

Además, se realizarán 21 cursos de profesionalización en temas de ciencias básicas, programas de cómputo especializados, idiomas, creación literaria y artística, entre otros, los cuales serán impartidos en su mayoría por alumnos y académicos de la Unidad Azcapotzalco.

En el marco del Día del Bibliotecario –que se celebra el 30 de mayo– se llevarán a cabo talleres de actualización y capacitación para el personal de esta área.

En coordinación con el Museo de la Luz y el Museo de San Carlos se impartirán 19 talleres al público en general.

La oferta cultural contempla además danza, música y poesía, presentaciones que contarán con la participación de grupos de estudiantes universitarios, así como de la delegación Azcapotzalco y el municipio de Tlalnepantla.

En conjunto con la Unidad Xochimilco y la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México se brindarán servicios la salud como valoración optométrica, glucometría, toma de presión arterial, detección de índice de masa corporal, módulos de salud auditiva, dental y nutricional, entre otras.

Los días 30 y 31 de mayo se realizarán los foros académicos Desarrollo Urbano y Planeación con enfoque en la contaminación y Derechos Humanos con orientación a la diversidad.

La UAM ha establecido vínculos diplomáticos, gubernamentales y de educación que han fortalecido la celebración anual de este Festival y para la edición de este año el Sistema de Transporte Colectivo Metro facilitará vitrinas de la Línea 5, la Sala de Exposiciones 2 del Metro La Raza y algunos espacios abiertos del Túnel de la Ciencia, como sitios para las exposiciones enmarcadas en esta actividad.

El público podrá asistir del 28 de mayo al 2 de junio, de 10:00 a 18:00 horas de lunes a viernes y el sábado de 10:00 a 14:00 horas. La programación puede consultarse en la página librofest.com, en Facebook en LibrofestMetropolitano o en el Twitter ‎@LibrofestMetro.

* Con información de comunicacionsocial.uam.mx
 

La producción de libros en braille y su distribución en librerías, es escasa a pesar de que la cifra de personas ciegas y con baja visión en México rebasa los cuatro millones, de acuerdo con el informe La discapacidad en México, datos del 2014 del INEGI. A esto se suma la existencia de sólo cuatro talleres especializados en braille a nivel nacional y los altos costos de impresión ya que es un proceso de hoja por hoja.
 
Crónica presentó una entrevista con Gina Constantine, directora de Constantine Editores, sello que se dedica a la producción de obras en braille y que el pasado mes de abril fue nominado al premio Accessible Books Consortium que se entrega en la Feria del Libro de Londres. Además del testimonio de la promotora Hilda Laura Vázquez Villanueva y un recorrido por las librerías incluyentes Educal, El Sótano y Porrúa.
 
LIBROS COSTOSOS. “El proyecto de libros en braille empezó hace cinco años y nos dimos cuenta que las personas con ceguera no cuentan con los mismos derechos que tenemos los que sí vemos”, señala la editora Gina Constantine.
 
De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), en 2017 estaban inscritos 12 022 alumnos con discapacidad visual, de los cuales en primaria 1 200 eran ciegos y 7 900 tenían baja visión, y en secundaria 320 eran ciegos y 2 700 presentaban baja visión.
 
“Pero ése no es total de la población joven ciega y con baja visión en el país porque hay chicos que viven en lugares lejos de las ciudades, entonces no hay un censo real, muchos no asisten a la escuela porque no existen materiales para ellos”, comenta Constantine.
 
Cuando Gina empezó el proyecto de braille realizó un estudio para conocer qué tipo de libros había y para qué edades estaban dirigidos. Los resultados fueron escuetos, ya que sí existen libros para niños y muy pocos para adultos.
 
“Para niños sólo existían los clásicos de dominio público como Caperucita Roja y Blancanieves, pero en versiones recortadas porque el braille tiende a aumentar el número de páginas al momento de imprimirse. Es decir, si el libro de Blancanieves tiene 56 páginas, en braille tendrá 80 y tantas”, precisa.
 
Imprimir en braille es caro y, por lo tanto, también el costo del libro aumenta, añade la editora.
 
—¿Cómo imprimen sus libros?
 
—Hoja por hoja. Primero mandamos a imprimir el libro en tinta, después se envía a taller de braille, ahí la máquina —que es como una impresora vertical— empieza a pasar hoja por hoja, no es rotativa, aunque sí las hay y ésa la utilizan para los libros de texto gratuito.
 
—¿Por qué su editorial no usa rotativas?
 
—Los libros de la SEP no incluyen texto en tinta, es decir, sólo es una hoja en blanco con los puntos del braille, entonces no importa dónde caiga el punto. En nuestro caso, nuestros libros tienen imagen y hacemos una adaptación de la historia al braille. Eso lo encarece.
 
La editorial Constantine hace libros a color, con imágenes, con letras del abecedario español y sobre éstas imprime los puntos del sistema braille, para que la persona con discapacidad pueda compartir su lectura con cualquiera y para que en caso de que alguien quiera leerle la historia a un ciego, se esfuerce en describir la imagen del libro.
 
Sobre el número de talleres con impresoras para braille en el país, Gina Constantine indica que sólo hay cuatro y se ubican en la Ciudad de México. “Hay dos más, una en Aguascalientes y en San Luis Potosí, pero ignoro si aún funcionan”.
 
El catálogo de Constantine Editores incluye títulos que sirven de apoyo en el aula escolar, por ejemplo: Los reptiles no son monstruos. Dinosaurios y reptiles, ¡Quiero ser astronauta!, Ciegos ilustres en la historia, Puntos con tacto. El ABC del braille y ¿Qué dijiste? Los sonidos.
 
“La selección de los temas fue fácil, nos preguntamos ¿qué temas ven los chicos en el colegio? Fue así que incluimos naturaleza, astronomía, biografías. Imprimimos obras por encargo, lo más que podemos tener en stock son 50 colecciones, pero si nos hacen un pedido, hacemos el tiraje que nos pidan”, comenta Constantine.
 
—¿En dónde se distribuyen sus libros?
 
—Lamentablemente de las 7 427 bibliotecas públicas que existen en el país, sólo 100 cuentan con libros en braille. Como editorial, la SEP adquirió 8 de nuestros títulos para imprimirlos y la colección completa se encuentra en la librería Elena Garro, en la Ciudad de México.
 
Esta librería ubicada en el barrio Santa Catarina, en Coyoacán, fue la primera incluyente y, de acuerdo con Gina, este año la cadena Gandhi se sumará a la lista de librerías incluyentes, entre las que ya se encuentran Porrúa y El Sótano.
 
“Son incluyentes porque tienen un espacio para la exhibición de nuestros libros y de otras editoriales que producen obra en braille. La exhibición correcta es importante porque los libros en braille tienen espiral y no pueden colocarse con el lomo hacia afuera, no pueden estar muy pegados unos con otros porque el punto (del braille) se aplasta y entonces los ciegos no pueden detectarlo porque debe tener un relieve específico. En la Elena Garro están con la portada expuesta”.
 
ENSEÑANZA DEL BRAILLE, A LA BAJA. “Aprendí a leer y escribir braille, conozco este sistema desde que tengo 5 años, también conozco la escritura en negro o en tinta que es la que ustedes usan porque de niña fui de baja visión, veía con un ojo, pero el braille no me gustaba mucho, sin embargo, lo tenía que usar y aprendí también la escritura en tinta”, platica Hilda Laura Vázquez Villanueva, directora del Despacho de consultoría en inclusión y discapacidad.
 
La también licenciada en Trabajo Social por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y egresada de la maestría de Alta Dirección, no acudió a una escuela exclusiva de ciegos, su mamá tuvo que aprender braille para adaptar sus libros de texto y los que por falta de tiempo, no podía transcribírselos, se los leía.
 
“En la secundaria y preparatoria ya no usé libros en braille, porque ya no había material; y cuando ingresé a la universidad, menos. Soy licenciada en Trabajo Social y tengo la maestría en Alta Dirección. He tenido diferentes oportunidades laborales en las cuales, dependiendo del contexto, he tenido que ocupar braille en diferentes grados; en donde más lo usé fue en mi primer trabajo, en un conmutador donde el directorio tenía 1 200 extensiones en braille”, cuenta.
 
Por su experiencia y formación, Hilda Vázquez ha trabajado tanto en instituciones públicas como en privadas, hasta hace dos años era trabajadora social en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero un accidente hizo que renunciara. Ahora dirige el Despacho de consultoría en inclusión y discapacidad, en donde diseña estrategias de inclusión para diversas instituciones.
 
“El braille es un sistema exclusivo para ciegos, impulsado por ciegos, usado únicamente por ciegos y que va en decadencia porque ya no hay personas que lo enseñen bien. Hay una deficiencia en el sistema educativo. Si quieres estudiar para maestra en educación especial, en el plan de estudios ya no aparece el braille como materia básica, está como una herramienta complementaria, es decir, puedes egresar como maestra de niños ciegos y no saber braille. Es una ironía”, platica.
 
Hilda Vázquez comenta que actualmente muchas de las personas que pierden la vista, la pierden en edad adulta como consecuencia de la diabetes y a esa edad, la gente pierde sensibilidad en los dedos, además de que se apoyan en las herramientas de tecnología, “entonces ya no les gusta aprender braille”.
 
Estos problemas hacen que la lectura en braille tenga pocos lectores junto con los altos precios de imprimir publicaciones. “De que hay recursos, los hay. México y Brasil son los países a nivel Latinoamérica que compran impresoras para braille; sí las hay, son cerca de 500 en todo el país, pero muchas están embodegadas”.
 
Para ejemplificar, Hilda Vázquez menciona a dos instituciones que cuentan con dichas impresoras especializadas: la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, el Instituto de las personas con discapacidad de la Ciudad de México y los Centros de Atención para Personas con Discapacidad. “No hay gente capacitada para usarlas, porque cuesta caro y porque nadie conoce bien el sistema”.
 
Sobre las estadísticas de personas ciegas y con visión baja, Hilda Vázquez explica que no hay un censo para saber en dónde están las personas con discapacidad y, por lo tanto, no se conocen sus indicadores socioeconómicos, por ejemplo, la SEP indica que la población infantil menor de 14 años que vive con alguna discapacidad, el 60 por ciento sabe leer y escribir, pero “no hacen una clasificación de discapacidad de si son sordos, ciegos”.
 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México hay aproximadamente 12 millones de personas con discapacidad, no obstante, el INEGI reporta una cifra menor. “El INEGI dice que aproximadamente somos 4 millones de ciegos y de baja visión, de los cuales, el 40 por ciento conoce el braille pero no lo usa”.
 
Otro error educativo, añade, es la edición de los libros de texto. “Nosotros llamamos adaptaciones o adecuaciones curriculares a la acción de pasar de la letra en tinta al braille y en esa adaptación existe el problema de que las palabras no cambian pero el uso, sí”.
 
Por ejemplo, agrega, “cuando tienes un libro de primaria y estás viendo los animales vertebrados y las instrucciones indican: de las siguientes figuras encierre en un círculo los animales vertebrados, el niño piensa ¿cuál siguiente figura? Lo que se debe hacer es describir la figura porque el resultado para los niños debe ser el mismo para cualquier niño de su edad y nivel. Pero esas adaptaciones curriculares la gente no las sabe hacer”.
 
RECORRIDO POR LIBRERÍAS. Este diario hizo un recorrido por las librerías del Centro Histórico de la Ciudad de México para conocer si cuentan con espacios incluyentes en donde expongan para la venta libros en braille, sin embargo, ninguna cadena cuenta con estos espacios ni obras.
 
“No tenemos por el momento libros en braille”, comenta un empleado de la librería Porrúa. “No manejamos esos libros, quizá en Gandhi tengan algunos”, responde un señor en la librería El Sótano. “No tenemos libros en braille pero contamos con algunos que hablan sobre el sistema braille”, explica un joven que trabaja para Gandhi.
 
Contrario a lo que sucede en esas librerías, el Centro Cultural Elena Garro tiene en el área infantil un espacio al que llaman “de inclusión”, en donde no sólo exponen los libros en braille, sino que tienen publicaciones para entender las diferentes discapacidades.
 
* Recuperado del texto de Reyna Paz Avendaño / Crónica
http://www.cronica.com.mx/notas/2018/1077220.html
 

Durante los días 3 y 4 de mayo, se celebró en La Antigua, Guatemala, la XIX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura, una de las reuniones ministeriales preparatorias de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. En el evento se dieron cita representantes de los veintidós países iberoamericanos para abordar la articulación de la cultura con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, entendida como un eje transversal a los ámbitos social, económico y ambiental.

En la Conferencia, el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y El Caribe (CERLALC) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) presentaron ante los ministros de cultura de Iberoamérica una propuesta con acciones que contribuyan a fortalecer el acceso democrático al libro en la región. La agenda propone una defensa de los pequeños editores como parte vital del ecosistema del libro e incluye una petición a los gobiernos para que suscriban convenios para bajar los costos del transporte de libros entre los países de la región. También recomienda entablar un diálogo con las autoridades aduaneras de cada uno de los países que conduzca a agilizar los trámites y eliminar trabas paraarancelarias.

En la Declaración resultante, las autoridades de cultura acordaron “Promover la agenda de acceso democrático al libro, la lectura y escritura”. Los ministros suscribieron el Consenso de la Antigua, Guatemala, hacia una Agenda de Acceso Democrático al Libro, la Lectura y la Escritura, documento escrito por el asesor Gonzalo Castellanos para el CERLALC.

* Con información de http://cerlalc.org

El vicepresidente de la Unión Internacional de Editores (IPA, por sus siglas en inglés), Hugo Setzer, se presentó ante el Comité Permanente de Industria, Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes de Canadá que está llevando a cabo la revisión legal de la Ley de Derechos de Autor, en defensa de una infraestructura de publicación educativa equilibrada que fomenta la inversión a través de una combinación de excepciones específicas y soluciones de licencias colectivas asequibles.

Durante su testimonio, cuestionó si la Ley de Derecho de Autor satisfacía los compromisos internacionales de Canadá en virtud del Convenio de Berna y llamó la atención del Comité sobre las pérdidas de 30 millones de dólares canadienses en ingresos por licencias y el cierre de varias divisiones de editoriales K-12.

Hugo Setzer cerró subrayando el valor que los editores aportan a los materiales educativos a través de su trabajo con autores locales, a menudo para traducir los planes de estudios en materiales de calidad en una variedad de formatos basados en las últimas investigaciones sobre enseñanza y aprendizaje.

Su testimonio se produjo un día después de que Richard Prieur, Director General de la Asociación Nacional de Editores de Libros (ANEL, por sus siglas en francés) de Canadá, tomara la palabra ante el comité en Montreal. El Sr. Prieur compartió su frustración por la percepción internacional de la excepción educativa canadiense y el estado de los países como un ejemplo de mala práctica. Criticó la inseguridad jurídica creada por la falta de claridad en la Ley de Derecho de Autor y el impacto que múltiples casos judiciales están teniendo en el marco legal aplicable. Pidió que se revise la ley para definir clara y estrechamente la excepción para usos educativos y reconocer el papel fundamental de las organizaciones de gestión colectiva como parte de garantizar la remuneración como resultado de una excepción obligatoria al derecho de autor.

Dos semanas antes, Glenn Rollans, presidente de la Asociación de Editores Canadienses (ACP, por sus siglas en inglés), utilizó su testimonio para hacer un llamado similar para que el legislador corrija el daño creado por la Ley de Modernización del Derecho de Autor a través de una aclaración del trato justo, un retorno al licencias para usos educativos y mayores daños estatutarios para desalentar el abuso.
Al momento de esta publicación se informa que las audiencias del comité continúan.

* Con información de internationalpublishers.org

El secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, dio el banderazo de salida el pasado 3 de mayo a los vehículos que distribuirán 194 millones de libros y materiales educativos que se utilizarán en el ciclo escolar 2018-2019 en todas las escuelas del país.
 
En las instalaciones de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), Granados Roldán destacó el compromiso de las autoridades educativas para asegurar que todos los alumnos y maestros, en todas las entidades federativas, no sólo estén debidamente capacitados, sino cuenten, desde el primer día de clases, con los libros y materiales educativos que establecen el nuevo Plan y programas de Estudio para la Educación Básica, Aprendizajes Clave para la Educación Integral.
 
Señaló que en la reunión del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu), realizada la última semana de abril, todas las autoridades educativas asumieron el compromiso de coordinar acciones para lograr que la totalidad de directores, supervisores, profesores y figuras educativas estén debidamente capacitadas, previo al inicio del ciclo escolar 2018-2019, en los contenidos del nuevo Plan y Programas de Estudios para la Educación Básica.
 
Asimismo, manifestaron su compromiso de dar pleno cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 19 de la Ley General de Educación, de realizar las acciones necesarias para asegurar una distribución oportuna, completa, amplia y eficiente, de los libros de texto gratuitos y materiales educativos, de manera que estén disponibles en las escuelas para la fase intensiva del Consejo Técnico Escolar, que se realizará del 6 al 17 de agosto de 2018. En este sentido, Otto Granados Roldán comentó que la entrega de libros y materiales en la última milla, corresponde a las autoridades estatales.
 
El secretario de Educación Pública dijo que el evento en el cual se da el banderazo de salida a las 8 300 unidades de transporte que llevarán los libros de texto gratuitos a 233 almacenes en las 31 entidades federativas y 362 centros de acopio que atiende directamente la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la Ciudad de México, resulta particularmente significativo, porque en este año comienza la distribución de los libros y materiales del nuevo Modelo Educativo, con lo cual se busca que los beneficios de la Reforma Educativa lleguen a las aulas.
 
La SEP, señaló, asume el compromiso de entregar todos los libros en los 595 almacenes y centros de acopio de los estados y la Ciudad de México, a más tardar el día 20 de julio de 2018. Granados Roldán informó que en las zonas de difícil acceso se solicitará el apoyo del Ejército y de la Marina, para cumplir con la entrega de libros y materiales.
 
En total, durante el ciclo escolar 2018-2019 el catálogo de libros y materiales que distribuirá el gobierno mexicano a 26.2 millones de alumnos y 1.5 millones de profesores constará de un acervo de 1 492 títulos, de los cuales 132 son de preescolar; 104, de primaria; 478, de secundaria; 43, de telesecundaria, 237, de educación especial; 34, en lenguas indígenas; 84, correspondientes a la Estrategia Nacional de Inglés; 34, del Programa Nacional de Convivencia Escolar, y 39 títulos para el telebachillerato.
 
El secretario de Educación Pública estuvo acompañado del subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú; del director general de la Conaliteg, Arturo Ancona; de los presidentes de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, Carlos Anaya Rosique, y de la Cámara Nacional de Industrias Gráficas, Bruno Galicia Landaverde, así como de autoridades del Estado de México y de los trabajadores de la Conaliteg.
 
* Con información de la SEP
 

Con el objetivo de incrementar el conocimiento en las técnicas para la planeación, la organización y el control del manejo de inventarios y traslado de mercancías para la industria editorial, del 23 al 27 de abril se realizó en las instalaciones de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) el curso “Gestión de almacén de libros” impartido por el Mtro. en Dirección de Negocios Jesús Galera Lamadrid.
 
Dicho curso estuvo dirigido a gerentes de distribución, jefes de almacén, supervisores y directores interesados en incrementar sus conocimientos sobre logística, disciplina que ha impulsado a las empresas más importantes del mundo para lograr mayor eficiencia en sus operaciones.
 
Durante 15 horas los participantes, provenientes de empresas como: Dijuris, Instituto Mora, Lúdica Editorial, Alfaomega, El Colegio de México, Oxford University Press, CIDE, MC-Editores, Tirant le Blanc, INSP y Buro Buro, aprendieron los temas referentes a: plan de trabajo para la planeación y la organización de los almacenes; servicio al cliente en la logística; estrategia del transporte; estrategia de inventario; decisiones sobre almacenamiento y manejo de producto; organización y control de la logística y de la cadena de suministro; información de control, medición e interpretación; procesamiento de pedidos y sistemas de información; proceso de planeación de la red logística; decisiones sobre la ubicación de instalaciones; manejo de logística inversa; determinación del costo de almacenaje y; determinación de la velocidad de la operación del almacén.
 
Jesús Galera Lamadrid es administrador de empresas con maestría en dirección de negocios por el IPADE. Ha trabajado en Editorial Trillas y es fundador y Presidente de Consejo de D’Astur, S.A. de C.V., compañía distribuidora.
 

El 3 de mayo se llevó a cabo la premiación del Concurso Internacional de Booktubers 2018 convocado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), con el respaldo de las secretarías de Cultura y Relaciones Exteriores. Los conductores de Once Niños, Alan y Staff, acompañaron a las ganadoras: las mexicanas Nancy Hernández y Dana Elizondo, y la argentina Camila Castillo, quienes leyeron una obra del catálogo del Fondo, grabaron y compartieron sus videoreseñas.

La ceremonia se transmitió por la señal de Once Niños y Facebook Live. En el evento realizado en el Centro Cultural Bella Época también estuvieron presentes, el director del Fondo, José Carreño Carlón, Verónica Ahumada, Silvia Molina, Grace Quintanilla y los acreedores a una mención honorífica.

Cabe señalar que en esta edición se recibieron 300 trabajos de niños y jóvenes de Australia, Colombia, España, Estados Unidos, Guatemala, República Dominicana, México y Argentina. El jurado estuvo conformado por Antonio Malplica, escritor y autor del FCE; Imelda Martorell, del Programa Universo de Letras de la UNAM; David Ruano, promotor de lectura de Radio Ibero; Abril G. Karera, booktuber; Catalina López y Miguel Cruz García, de Canal Once; así como Alan Núñez, comunicador y promotor de la lectura.

* Con información de Rafael H. Guadarrama / fondodeculturaeconomica.com
 

La Universidad de Guadalajara, mediante el Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario, y con el apoyo de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, convoca al Premio de Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco, que en su tercera edición estará dedicado a la poesía. Al galardón, dotado de diez mil dólares estadounidenses, podrán participar autores que escriban en español y envíen un poemario inédito, con tema referente a la naturaleza, la sustentabilidad urbana, la armonía socioecológica y el cuidado ambiental.
Las instituciones convocantes integrarán un comité de honor, formado por miembros de la comunidad literaria, científica y artística, que propondrá a los miembros del jurado calificador (estará integrado por tres escritores y especialistas de reconocido prestigio). Una vez emitida la deliberación del jurado, que será inapelable, se invitará a un científico reconocido a que revise la obra y dé sus opiniones especializadas en caso de ser pertinentes. El fallo del jurado se dará a conocer en el mes de octubre de 2018 mediante un comunicado de prensa, y la premiación se llevará a cabo durante la edición 32 de la FIL Guadalajara.
La colección de poemas deberá tener una extensión mínima de 40 cuartillas y una máxima de 60, además presentarse por triplicado, escrita a máquina o en computadora, con letra arial a 12 puntos, a doble espacio, en papel tamaño carta y por una sola cara. Las páginas deberán ir numeradas y engargoladas, encuadernadas o engrapadas. La obra deberá ser entregada en físico o enviada por paquetería con la leyenda Premio Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco a las oficinas de la FIL: Alemania 1370, colonia Moderna, Guadalajara, Jalisco, C.P. 44190. El último día para recibir los trabajos será el lunes 23 de julio de 2018, a las 13:00 horas. No se aceptarán trabajos enviados en formato electrónico.

La convocatoria completa se puede consultar aquí.
* Con información de fil.com.mx