Balance FIL

Después de nueve días y con más de dos mil actividades en su programa, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, reconocida como el encuentro del libro en español más importante del mundo, llega al final de su trigésima primera edición. Como cada año, el balance preliminar es positivo: en esta edición, y con la última jornada de actividades por delante, han visitado la Feria casi 815 mil visitantes, lo que es muestra de su crecimiento.

Raúl Padilla López, presidente de la FIL Guadalajara, ofreció el balance preliminar de la edición 2017 de la Feria, a la que calificó como una “fuente inagotable de momentos que permanecerán en la memoria”. Padilla López destacó la presencia de los escritores Paul Auster y Emmanuel Carrère, ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, así como las 620 presentaciones de libros que ocurrieron durante los nueve días. El presidente de la FIL también hizo referencia a los autores de lengua no española que visitaron Guadalajara, como la iraní Azar Nasifi, la marroquí Muriel Barbery y el rumano Mircea Cărtărescu.

Otro punto que destacó Padilla López fue la presencia de los 20,748 profesionales del libro que se dieron cita para participar en las actividades para profesionales y el Salón de Derechos de la Feria. Del mismo modo, el presidente de la FIL señaló que este año se realizaron 20 premios y homenajes, entre ellos el Premio Sor Juana Inés de la Cruz a la chilena Nona Fernández por su libro La dimensión desconocida; y los homenajes al editor Juan Casamayor; a la arquitecta Carme Pinós; al bibliófilo Alberto Ruy-Sánchez; a la bibliotecaria Micaela Alicia Chávez Villa; al dibujante Helguera y a la fotógrafa Graciela Iturbide dentro del Homenaje de Periodismo Cultural Fernando Benítez, actividad que es considerada la clausura simbólica de la Feria. La FIL también tiene memoria. Por eso el programa de 2017 también dio espacio a las celebraciones por los cien años del nacimiento de Juan Rulfo y los 50 de la publicación de Cien años de soledad, además de rendir homenajes póstumos a Juan Goytisolo, Antonio Sarabia, Eduardo del Río Rius, Javier Valdez y Sergio González Rodríguez.

Sobre uno de los espacios preferidos por los visitantes, FIL Niños, se informó que este año contó con la presencia de 185 mil 400 pequeños, que participaron en los talleres que tuvieron como eje rector el tema “Bajo sospecha”, y estuvieron dedicados a la literatura de detectives. En el balance de la Feria se informó que hubo 67 foros académicos, y se hizo énfasis en el coloquio “Los acosos de la civilización. De muro a muro”, organizado de manera conjunta entre la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de Guadalajara. Entre los participantes de estas actividades se contó con la presencia de Enrique Krauze, Irvine Welsh, Héctor Aguilar Camín y José Woldenberg, quien además organizó el foro Pensar México.

Al hacer uso de la palabra, Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL, resaltó la creación del Salón del Cómic + Novela Gráfica, que en su primera edición tuvo 37 actividades realizadas en el Foro Rius, que lleva su nombre en memoria del dibujante Eduardo del Río. Schulz Manaut también destacó el trabajo realizado por Madrid como ciudad Invitada de Honor, cuya participación será recordada en Guadalajara gracias a la donación de la escultura El Oso y el Madroño y a la intervención del colectivo Boa Mistura en la colonia Infonavit Independencia.

La directora general también aprovechó para destacar los esfuerzos que, desde 2015, realiza la FIL de Guadalajara para reducir su impacto ambiental a través del proyecto Impacto Cero. Al respecto, resaltó que en 2016 lograron reciclar 73 por ciento de los residuos generados por la Feria, e informó que se plantaron 260 árboles en una comunidad de Chiapas, mismos que se cuidarán durante 25 años. En cuanto al tema de movilidad, Marisol Schulz informó que este año se pusieron a disposición de los lectores cinco camiones que realizaron 460 viajes durante la Feria, transportando de manera gratuita a cerca de 11,500 visitantes. Estas acciones, sumadas a las campañas para impulsar el uso de medios alternativos de transporte, buscan contribuir, dijo Schulz Manaut, a hacer de la Feria una actividad más responsable con el medio ambiente.

Por su parte, el rector general de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, comentó que los nueve días de la Feria han constituido una oportunidad histórica que permitió ampliar el conocimiento a través de la academia y las artes. Añadió que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara ha demostrado nuevamente su capacidad de convocatoria, distinguiéndose por su calidad y pluralidad. El rector general agradeció al público y mencionó que confía en que contarán con la participación de los lectores para el próximo año.

Luis Cueto, jefe de gabinete de la alcaldía de Madrid, en representación de Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad Invitada de Honor, dijo que la delegación de Madrid se lleva más de lo que deja. Agregó que la Feria ha significado un lugar de encuentro, una feria que apuntala su prestigio mundial. Cueto señaló que uno de los principales objetivos de Madrid fue traer los nuevos debates urbanos, además de autores emergentes y concretar proyectos públicos y privados. Respecto a la respuesta de los asistentes a la Feria, dijo: “Hemos encontrado un público participativo y nada complaciente”. El jefe de gabinete también destacó el trabajo realizado en la colonia Infonavit Independencia, una obra que calificó como una cirugía urbana, y que significa uno de los principales legados de Madrid para Guadalajara, al que se suma la donación, también, del Pabellón de Madrid al Conjunto de Artes Escénicas del Centro Cultural Universitario, un espacio que será gestionado por autoridades de la Universidad de Guadalajara y la comunidad estudiantil.

La trigésima segunda edición de la FIL, que tendrá como país Invitado de Honor a Portugal, se realizará del 24 de noviembre al 2 de diciembre de 2018.

* Con información de la FIL Guadalajara