Conforme el tiempo avanza el espacio se ha vuelto un tema que se ha visto involucrado en todos los aspectos, la simpleza del tema se encuentra desde la capacidad que tiene una casa para sus integrantes hasta el límite de cosas que guarda tu mochila o bolsa, cual sea de los casos, de ahí la importancia de saber colocar los objetos en “su lugar” o de encontrarles uno. Hay quienes por practicidad, capacidad y modernidad han decidido almacenarlos en la nube, en un dispositivo, en formato digital. Y qué mejor que Bookwire, empresa multinacional de origen alemán que nació hace casi once años, para atender esta necesidad. Es por eso que, para ahondar en el conocimiento de esta actividad que interesa a la industria editorial, el Coordinador de Comunicación Social de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), Lic. Jorge Iván Garduño, conversó con Elena Bazán, Account Manager de Bookwire México.
Jorge Iván Garduño (JIG): ¿Cuál es la labor de Bookwire?
Elena Bazán (EB): Somos una empresa de distribución de contenidos digitales, esto significa que nosotros colocamos audiolibros y libros electrónicos en todos los canales digitales, estamos entre el editor y el medio para conseguir cualquier tipo de contenido digital, trabajando, distribuyendo e impulsando.
Tenemos diez años en la industria, somos una empresa alemana pues nacimos en Fráncfort, pero tenemos un corazón mexicano porque ya llevamos cuatro años aquí.
JIG: Fráncfort, una ciudad representada por la Feria Internacional del Libro, de ahí que los alemanes sean pioneros en la industria editorial en cuestión de tecnología e innovación; obviamente Bookwire tiene el sello alemán, eso nos da tranquilidad a todas las empresas mexicanas y de Latinoamérica que quieran acercarse para conversión y distribución, ¿cierto?
EB: Todos los proyectos inician en Fráncfort, donde está nuestra sede. Miramos mucho hacia el resto del mundo, somos una empresa global, tenemos oficinas en Ciudad de México, Barcelona, Fráncfort, São Paulo, las principales, y además tenemos agentes en otros espacios, por ejemplo en Latinoamérica, Argentina, Perú, Colombia y Chile.
Retomando tus palabras: tenemos este sello alemán de calidad, estamos muy comprometidos con eso y con la experiencia que esta gran ciudad le da a los libros, también entendemos que los negocios son locales y que las necesidades editoriales son particulares, por eso tenemos agentes y oficinas en todo el mundo, así que cuando trabajas con Bookwire o te acercas con nosotros te podemos asegurar que tenemos la experiencia de una empresa de diez años especializada en software y servicios digitales, además del contacto, el conocimiento y el día a día en otros espacios.
JIG: ¿Cómo le hace una empresa que está interesada en servicios de Bookwire? ¿Cómo se acerca? ¿Cuál es el proceso?
EB: Es fácil, son tres pasos muy sencillos, interés por pasar tu catálogo a digital, trabajamos con editoriales que han ido de una distribución tradicional a una digital, y también con editoriales 100% digitales, lo primero es tener este impulso y entender la importancia del medio digital en el espacio editorial.
Se acercan a nosotros, les explicamos de qué se trata, cuáles son las condiciones, los contratos, los porcentajes, todo el modelo de negocios que te aseguro es muy accesible y asequible, que es importantísimo. Firmamos un contrato y nos entregan toda la metadata para activar.
¿Cómo trabajamos? Es una de las cosas que más nos gusta, es Bookwire O.S. nuestro software; nos distinguimos porque tenemos un software propio que hemos mejorado durante diez años. A los editores les damos un acceso, y todo se hace desde ahí, nuestra meta es que tu negocio digital esté dentro de Bookwire, porque las editoriales en general, aquí y en Europa, en el resto de Latinoamérica, en Estados Unidos, donde sea, no suelen tener departamentos digitales; razón por la cual, Bookwire te ofrece una solución para que tu departamento digital sea nuestro software y todo se trabaje desde ahí, por ende es fácil.
JIG: ¿Cómo está en la actualidad el mercado digital en Latinoamérica y obviamente en México?; ¿cómo se vislumbra Bookwire en cinco o diez años?
EB: Nosotros vemos un mercado muy positivo, porque ya no hay tanto freno por parte de los editores; hace cuatro años que llegamos a México había mucho más reparo, cuestionaban muchísimo, por ejemplo, esta palabra que yo no utilizo para nada, “canibalización”, había mucha resistencia de parte del medio editorial, ahora eso no existe, es muy raro que un editor cuestione la necesidad de ser digitales, lo haga él o no lo haga, así que nosotros vemos un mercado mucho más arraigado, completamente convencido, incluso te puedo dar cifras positivas.
Cada año publicamos el informe Bookwire junto a “dosdoce.com”, que es una web muy especializada en negocio editorial y todas las editoriales con las que trabajamos, que son 1500 alrededor del mundo. Las ventas de los ebooks de 2016 a 2017 fueron de 52% y de 2017 a 2018 crecieron al 57%, entonces, es un mercado más arraigado con el tema digital,  sano y que cada vez ve más oportunidades para el sector editorial, así que de aquí a diez años te aseguro que Bookwire seguirá trabajando con editoriales mexicanas.
JIG: ¿Qué les dirías a las editoriales mexicanas que aún no dan ese paso para hacer las conversiones, para estar en la parte digital?
EB: Que es momento de ser digitales, porque es muy accesible y asequible; después de que has hecho la inversión de producción editorial, impresión y distribución tradicional, pasar a la parte de conversión no se compara en precio; que lo intenten porque en la distribución digital los resultados se ven muy prontamente pues algo que la caracteriza es la inmediatez, es cuestión de intentarlo, subirse al barco, darle unos cuantos meses para que vislumbre si es lo que esperaban o no, y quedarse.
JIG: ¿Qué tan accesible es?
EB: Es bastante accesible, porque una vez que ya tienes el libro que mandaste a imprenta, un PDF final, un Indesign exportado, haces una conversión que no se compara en nada, ni siquiera con mandar un tiraje de 500.
JIG: Existe un convenio con los afiliados de la Cámara, ¿cómo funciona?
EB: Tenemos un convenio con la CANIEM desde hace dos años y gracias a éste han llegado varios editores; más allá del acuerdo, de las posibilidades y de que es asequible trabajar con nosotros ha funcionado porque resolvemos muchas dudas; nosotros damos asesorías gratuitas, o sea, sólo hay que acercarse a Bookwire para que hablemos sobre qué es el negocio digital: ¿de qué se trata?, ¿cómo empezar?, ¿por qué sí?, ¿por qué no? Para eso estamos, encantados de que se comuniquen con nosotros.
 
La CANIEM, en respuesta a las nuevas necesidades del lector o con la intención de estar a la vanguardia con el sector, hace dos años firmó un convenio con Bookwire para que esta herramienta llegue a más personas y la experiencia de leer no se reduzca sino se amplíe utilizando nuevos canales.
Para mayor información:
@Bookwiremx en Twitter, y en Facebook.
Elena Bazán: elena.bazan@bookwire.mx