La Feria del Libro de Frankfurt, a realizarse en el mes de octubre, y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, programada del 28 noviembre al 6 de diciembre del 2020, marcan el camino a seguir para las exposiciones de literatura, luego de la pandemia mundial por Coronavirus.
La primera es la exposición literaria más grande del mundo, aunque sólo está abierta al público en general el último par de días, será suficiente para percibir una transformación de estos eventos. Por su parte, la FIL es la fiesta de las letras más importante para las lenguas romance. En ambos eventos se observará el crecimiento del libro electrónico que ha detonado la emergencia sanitaria por el COVID–19 y que ya nadie le arrebatará su sitio entre los lectores jóvenes, aseveró en entrevista con El Heraldo de México, Juan Luis Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.
“La FIL en noviembre es importantísima, crecerá muchísimo la parte virtual. Se notará (el posicionamiento) del libro electrónico, las conferencias virtuales y el streaming. Va a marcar el camino, igual que la de Frankfurt, insisto esos cambios ya se van a quedar fijos. Toda esa creatividad se va a ver reflejada en otras formas, latitudes y maneras de leer y comprar libros”, dijo Juan Luis Arzoz.
El confinamiento en casa, en prácticamente todo el mundo, permitirá un aumento en la propuesta de nuevos libros, ya que los escritores aprovecharon el tiempo para generar ideas creativas. Sin embargo, la industria editorial mexicana estará intentando, en los próximos 10 a 12 meses, recuperarse del duro golpe propinado por COVID–19 y podría verse una disminución de nuevas publicaciones o el retraso de lanzamientos.
El libro electrónico representa este año entre 10 o 12 por ciento de las ventas totales, cuando antes significaba 4 a 5 por ciento. La CANIEM está trabajando en el lanzamiento de ferias virtuales del libro, comenzando experimentalmente con entidades o ferias infantiles y juveniles.
“Está creciendo de forma significativa el comercio electrónico y el libro digital (e-book). Nosotros, en CANIEM, estamos planeando presentar en la junta local proyectos para ferias virtuales. Toda la creatividad que se está generando en estos días (de confinamiento) se va a ver reflejada y se va a quedar. Va a haber cambio de hábitos en la gente, en cuanto a presentación de libros de los autores. Hay mucha creatividad en el mercado, en las casas y esto se va a ver reflejada y creo que se va a quedar para siempre. Por ejemplo, en las clases virtuales, va a haber un cambio importantísimo”, añadió.
* Con información de Adriana Luna / heraldodemexico.com.mx
 Saldos - Entrega gratuita