Inteligencia artificial

¿Inteligencia artificial en el mundo del libro? ¿Máquinas suplantando la labor del escritor o editor? ¿Simularán las computadoras nuestros sentimientos, anhelos, temores o emociones? ¿Tendrán las máquinas el suficiente tacto y conocimiento del mercado para saber las necesidades editoriales de los lectores humanos? La revolución continua. Hemos instruido a nuestras máquinas en el arte de la sintaxis y la gramática, lo que aprendieron sin ningún esmero. Eso trajo como consecuencia ahorros importantes para nuestras empresas; la impresión digital avanza y una nueva tecnología, el Epub4, anuncia su llegada en no menos de dos años.

El pasado 23 de noviembre, nuestros colegas del Syndicat national de l’édition, (la CANIEM francesa) se reunieron en París donde abordaron el tema de la inteligencia artificial. Junto a un grupo de expertos y académicos de varias universidades, hablaron acerca del impacto en nuestra industria de algo aún lejano como un “Frankenstein” escritor o editor y de nociones más próximas, como los algoritmos que anticipan los deseos del potencial comprador de libros, la genética textual o la intertextualidad; así como de tareas que puedan facilitar la labor editorial, programas informáticos que permiten identificar los manuscritos más adecuados en función de la línea editorial de cada empresa.

La inteligencia artificial permitirá a la industria crear nuevos productos a partir de los ya existentes: anotaciones semánticas, metadatos de contenido, liberación de obras de una colección o de una enciclopedia, interacción y generación de contenidos, etc. La inteligencia artificial y sus complejos algoritmos permitirán un conocimiento más puntual, geolocalizado y en tiempo real de las actitudes y necesidades del mercado editorial, lo que potencialmente se traducirá en mejores ventas, bajo la premisa tan clásica de “dar al pueblo lo que quiere”.

Finalmente, en uno de los anuncios más esperados del encuentro, referente a las características del nuevo Epub4, se mencionó que la primera versión será compatible con el Epub3, por lo que aún no se desprenderá completamente de él. Tal y como sucede en esta vertiginosa revolución silenciosa, estimados editores, no resta más que esperar el advenimiento de los nuevos cambios y, en la medida de las posibilidades, adaptarse; lo cual es algo que acompaña a la humanidad desde la noche de los tiempos y que aún resulta indiferente a nuestras máquinas.

Alejandro Valenzuela*

* El autor es director de la Editorial 14 de noviembre, S.A.S. de C.V. / Texto dirigido al Buzón del
Editor.
** Las opiniones publicadas como parte del Buzón del Editor son responsabilidad de quien las firma, y no necesariamente representan la opinión de la CANIEM.