La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) visualiza el 2019 como un año de oportunidades, tras un cierre de sexenio marcado por una disminución en la producción.
Si bien hay asuntos que resolver, el Ejecutivo, a decir del presidente de la Caniem, Carlos Anaya Rosique, ha dado ya señales de confianza y ha clarificado hacia dónde iría la reforma educativa, cuyos senderos preocupaban al sector, y podrían incluso redirigirse recursos a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg).
"El Secretario de Educación (Esteban Moctezuma Barragán) ha hablado de lo que significa toda su propuesta de derogación y de nueva reforma educativa, por llamarla de alguna manera.
Esto es, para nosotros, muy alentador: saber que hacia el futuro hay ya algo muy concreto. Por supuesto, dependerá del Congreso lo que se acabe decidiendo", expresó Anaya Rosique en entrevista.
El editor declaró que en los últimos tres años, el sector ha invertido entre mil 600 y mil 900 millones de pesos en la edición de libros que tienen que ver con el programa educativo vigente y que, a partir de la nueva propuesta, habría que ver cómo se insertan esos materiales.
"Cuando hablamos de mil 600 a mil 900 millones de pesos es lo que la industria, en los tres últimos años, incluyendo salarios, trabajos, ha puesto para poder hacer este programa, y tendremos que encontrar cómo darle una salida a partir de la revisión de los textos que estén presentes de acuerdo con lo que la reforma educativa que esté hacia adelante nos pueda indicar", abundó.
Precisó que este año la Conaliteg tiene un presupuesto de mil 960 millones de pesos para los programas de primaria, secundaria, educación indígena y braille, aunque lo que requiere son 3 mil 300 millones de pesos.
"Si vemos, hay una diferencia de mil 340 millones de pesos que indudablemente nos puede a todos afectar.
No es que afecte a la industria, es que afecta a los niños, al sector educativo, porque la cobija tiene un tamaño y lo que tenemos que ver es cómo le hacemos para que alcance para todos", estimó.
Anaya Rosique manifestó que trabajan de la mano con la Conaliteg para detectar y reubicar recursos de distintas áreas de la Secretaría de Educación hacia estos programas editoriales.
Expresó que hay confianza porque el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado que a todas las dependencias se les hará una evaluación trimestral para revisar su ejercicio de gasto, y a las que registren subejercicio se les retirará el recurso para reasignarlo a los sectores que lo requieran.
"Nosotros tenemos confianza en que eso es algo que va a suceder dado que, indudablemente, el presupuesto que le dieron a Conaliteg lo puede ejercer, y de sobra, porque hacen falta mil 340 millones de pesos, y estamos confiados trabajando junto con Conaliteg para lograr eso", completó.
* Reforma / Mural / Rebeca Pérez Vega