xxxxx.

Para festejar el Día Internacional de la Corrección de Estilo, Profesionales de la Edición AC (PEAC) organizó, por onceava ocasión, un programa de charlas y talleres para que los correctores de estilo y personas dedicadas a trabajos afines conozcan y debatan sobre los beneficios de la certificación laboral de su actividad, discutan sus inquietudes profesionales y refuercen su formación mediante clínicas de diversas especialidades y una conferencia inaugural.
El evento se celebró el 28 de octubre en las instalaciones de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM). El 11° Día Internacional de la Corrección de Estilo, tuvo como tema central El perfil del corrector de estilo: habilidades y formación profesional, y la inauguración fue encabezada por Ana Lilia Arias, directora de PEAC y Carlos Anaya Rosique, presidente de la CANIEM.

Ana Lilia Arias agradeció a la Cámara la colaboración en la organización de la jornada. Aseguró que estos actos hermanan a las dos instancias. También confió en que las actividades programadas fueran un aliciente para la profesionalización de la tarea del corrector.

En su oportunidad, Carlos Anaya Rosique resaltó: “Lo que hoy celebramos tiene un significado muy especial para todos los que participamos en la cadena de valor del libro y las publicaciones periódicas. Lo que para un escritor es el reto de la página en blanco, lo es para el corrector la página escrita. Porque la historia de un libro o revista pasa por el ojo certero, el oficio depurado de esos profesionales que cuidan y pulen cada página. El corrector de estilo y, me atrevo a decir, los demás hombres y mujeres que intervienen en el trabajo editorial, tienen en sus manos una de las mayores responsabilidades del proceso creativo. Su conocimiento del lenguaje y todos sus vericuetos ayuda a los productos creativos a adquirir calidad y pulcritud”.

Anaya Rosique recordó que la CANIEM, en su programa anual de capacitación, incluye cursos, talleres y seminarios para que los diferentes eslabones que intervienen en el proceso editorial se mantengan actualizados “las múltiples aplicaciones de autoedición brindan la posibilidad de escribir, editar e incluso comercializar contenidos sin la mediación de los correctores y editores. Todos aquí sabemos, y lo hemos padecido, esto es una falacia sin sustento. El cuidado editorial es una de las tareas esenciales de la publicación de contenidos. Sea cual sea el soporte, papel o digital, el cuidado tendría que ser el mismo”.
 
 Mens Flynit Trainers