“Según los consejos de nuestros antepasados, no debemos perder nuestro idioma, debemos saber enseñarlo a nuestros hijos, a lo que yo agrego que sigan escribiendo en sus lenguas para transmitir esta enseñanza a través de la lectura”, indicó la joven escritora de origen Rarámuri (Tarahumara), por parte de su madre, y Ódami (Tepehuán), por parte de su padre.
Marisol mencionó la falta de programas educativos en lenguas indígenas, señalando que esto los lleva a la pérdida de su identidad y de sus costumbres. “Es difícil, porque es un contexto diferente al de nosotros”, dijo la estudiante de la licenciatura en Fisioterapia.
En este sentido, habló también de la falta de consulta a los pueblos indígenas en la toma de decisiones y condenó la manera en que se crea reparto de tierras, se hacen leyes agrarias, se autorizan construcciones. “Las decisiones las toman quienes creen que nos conocen, pero a veces, lejos de ayudarnos, nos van quitando poco a poco nuestra cultura y nuestros conocimientos”, describió.
La joven hizo un llamado para la creación de programas sociales que realmente vayan acordes a lo que los pueblos originarios necesitan, y que no solamente se conviertan en políticas paternalistas que les hagan “siempre estar esperando”. “Los pueblos indígenas hemos sido sobrevivientes de muchas luchas, solo hace falta que nos dejen ser auténticos”, declaró.
Por último, señaló que este premio la compromete a seguir escribiendo y a continuar impulsando la promoción de su cultura. Además, leyó primero en lengua odami y después en español, algunos de los poemas contenidos en su libro, los cuales hablan acerca de la naturaleza, la relación con su gente, del amor y de la vida, e incluso de temas actuales como las redes sociales y las nuevas tecnologías.
* http://elpueblo.com/notas/Sigan-escribiendo-en-sus-lenguas-pide-ga