Primer Festival del Libro Ilustrado
 
El Comité de Libros Infantiles y Juveniles de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana tiene el gusto de invitarlos a impulsar de manera conjunta el Primer Festival del Libro Ilustrado, el cual se llevará a cabo del 25 al 30 de junio de 2018. A continuación damos a conocer la logística para dicho evento.
 
Antecedentes
 
La Semana Internacional del Libro Ilustrado en Barcelona es un proyecto impulsado desde el año 2017 por un grupo de editores de libros para niños y jóvenes como A buen paso, Babulinka, Coco Books, Thule, Ekaré, entre otros.
La característica principal es que busca integrar a los libreros, las escuelas, las editoriales y las bibliotecas en un fin común: visibilizar la producción local de un género que cada vez cobra mayor auge en la literatura infantil: el libro ilustrado y/o libro-álbum.
Esto se logra a través de talleres para niños, para padres de familia y maestros; muestras de ilustradores, encuentros de editores e ilustradores y breves clínicas para escritores e ilustradores con profesionales interesados en el tema. En la edición del 2017 la Semana Internacional del Libro Ilustrado en Barcelona logró una cartelera de cien actividades involucrando a 30 librerías de libros para niños y 20 bibliotecas.
En la pasada edición de la FIL Guadalajara un grupo de editores de Barcelona se reunieron con sus colegas latinoamericanos para hablar de su experiencia, los logros y la inquietud de hacer de esta semana una celebración conjunta.
 
Propuesta
 
Celebrar el Primer Festival del Libro Ilustrado en varios puntos de venta de la Ciudad de México y librerías en el interior de la República Mexicana que cuenten con una sección dedicada a la LIJ: El Sótano (CDMX), Casa de Libro (CDMX y Estado de México), Librería Bonilla (CDMX), La Voltereta (CDMX), Librería Carlos Fuentes (Guadalajara), Librería Gugui (Querétaro), Polilibros Infantiles (Celaya) y Casa de Letras (Guadalajara).
 
El objetivo
 
La intención es detonar tráfico en las librerías, generar un mercado e iniciar desde tempranas edades el reconocimiento de librerías como espacios culturales. De este modo, promover actividades que estimulen la lectura y, primordialmente la venta de libros de este género de las más de las 35 editoriales afiliadas que conforman el Comité de Libros Infantiles y Juveniles de la Cámara. Se trata de hacer un esfuerzo común entre la iniciativa privada, privilegiando el acompañamiento de las escuelas, los maestros, los bibliotecarios, los promotores de lectura para visitar las librerías así como por parte de las librerías, su dedicación, creatividad, entusiasmo y disposición para recibir a un público inicial con cariño, atención y buscar la fidelidad para crear un nuevo público.